vender online,

¿Como vender nuestros productos en el extranjero a traves de Internet?

En un contexto de crisis ya prolongada en el tiempo, muchas empresas españolas ponen su mirada en los mercados extranjeros, sabedores de que países como Rusia , China u otros muchos mercados emergentes poseen importantes clases pudientes en crecimiento que pueden marcar la diferencia entre el estancamiento de nuestros negocios y el tan ansiado crecimiento.
Si sumamos eso a que hoy en día ya no es necesario disponer necesariamente de presencia física o de caras sedes en el extranjero para exportar, y añadimos además los reducidos costes que la venta online supone frente a las opciones clasificas, entenderemos porque muchas PYMES están encontrando interesantes oportunidades vendiendo fuera de España productos tan dispares como jamones, zapatos, juguetes o complementos de moda...

Algunas encuestas realizadas recientemente en empresas especializadas demuestran tendencias como el aumento de hasta un 42% en el número de venta de productos en línea y un aumento del 36% en el número de pequeñas empresas que venden sus productos en el extranjero a través de sus sitios de comercio electrónico. Las encuestas también detectaron que un gran número de nuevas empresas en el último año han comenzado a vender exclusivamente en línea, con un incremento de hasta el 32% con respecto al año anterior.
Es indudable que internet conecta al consumidor con la pequeña empresa de forma rápida y barata. Las pequeñas empresas no pueden permitirse costosos equipos de ventas en el extranjero y sin embargo si pueden dotarse con costos muy razonables de un sitio web eficaz con una plataforma de comercio electrónico, las pequeñas empresas pueden comercializar y vender sus productos y servicios a todos los países del mundo con eficacia y lo que es mejor, pueden poner esas estrategias en marcha en muy poco tiempo asesoradas por los técnicos adecuados.

Básicamente para dar el salto hay que contar con un producto factible de ser vendido en el extranjero, diseñar una web con una tienda online en el que aspectos como el diseño o la fotografía de nuestros productos esté muy cuidada, poner especial énfasis en los idiomas en que vamos a lanzar esa web, y más allá del inglés pensar que si estamos pensando específicamente en mercados emergentes, no será una tontería valorar la posibilidad de implementar los idiomas pertinentes en nuestro sitio, ya se trate de chino o ruso... Dotar nuestra web de un blog con contenido semanal adecuado al producto que vendemos y socializar posteriormente ese contenido en nuestros perfiles sociales, ya se trate de Facebook, twitter, Google+, etc... ayudará a dar difusión de manera efectiva a nuestros servicios.

Por último, no olvide dejarse asesorar por una empresa con experiencia en la puesta en marcha de sitios de comercio electrónico, en este caso como en la mayoría la experiencia es garantía de éxito.
Por eso, si está valorando abrir su propio comercio electrónico ya sea para expandirse en el mercado nacional, o aterrizar en el mercado extranjero, no dude en ponerse en contacto con nosotros a través del teléfono, el mail o el formulario al pie de este artículo, le asesoraremos sin ningún tipo de compromiso y valoraremos junto con usted cual es la mejor estrategia para seguir creciendo.